foro n° 3 sobre la educacion superion en la gerencia del conocimiento

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

foro n° 3 sobre la educacion superion en la gerencia del conocimiento

Mensaje  yusmir coromoto el Jue Mar 20, 2008 3:18 am

en cuanto a la educación superior en la gerencia del conocimiento; se hace necesario manifestar que la educación superior no acepta sugerir que un modelo académico es mejor o más ventajoso que otro, excepta en la medida en que cada modelo, independientemente de su diseño institucional, acoja los principios básicos elementales y esenciales de lo que es una institución de educación superior, cuyos objetivos descansan en las necesidades de la sociedad, esto es, entrenar recursos humanos, prestar servicios a la comunidad y buscar nuevo saber, nuevo conocimiento, a través de la investigación científica, tecnológica y humanística.

En tal sentido, Cabe acotar que las universidades no han cambiado sus objetivos desde que fueron creada hasta ahora pero, ciertamente, se han adaptado a las nuevas tecnologías aplicándolas de forma tal de hacerse eficiente y andar a la marcha del tiempo. por lo que se tienen dos tendencias en donde se observa el diseño de la universidad contemporánea: por una parte la generación de un network académico de carácter universal, gracias a los enfoques de la globalización, la educación superior y en especial la universidad, puede ser, efectivamente, una institución universal y adaptada a las nuevas tecnologías, como ocurre con la aparición de la virtualización de las universidades. Por la otro lado esta el hecho de que comienza a operar en el mundo la unidad de sistema, más que de institución.

Este nuevo paradigma en las universidades de educación superior, se observa a finales del Siglo XX, que en genérico se puede denominar el modelo neoliberal, no es otra cosa que la adaptación de las instituciones escolares, de cualquier nivel, a las exigencias de la sociedad, porque es la sociedad la que dicta las pautas a las instituciones, no éstas a aquélla. La sociedad latinoamericana ha visto mermar sus ingresos de capital, al mismo tiempo que debe atender las demandas de una población en expansión, que reclama satisfacer diversas necesidades, una de ellas el entrenamiento en el nivel superior de la educación.

Por tal sentido cabe señalar que las organizaciones educativas que se van adaptando a los cambios se convierten en exitosas, tal como lo plantea Pérez-Esclarín (1999), al señalar que el conocimiento es el factor productivo por excelencia y la educación tiene que ser la clave para ese conocimiento, pero no la que se práctica actualmente, sino, más bien, una que se conecte con el mundo económico y productivo, que se adapte rápidamente a las realidades y sea capaz de preparar a las personas para atender las demandas que plantea la sociedad.
Para cumplir con los postulados señalados anteriormente se hace necesario ampliar la visión restringida en la cual se dimensiona la educación, sacarla y sacudirla de la remora que representan las concepciones imperantes que devienen de los años sesenta; de forma tal que se pueda convertir en un medio capaz de responder a las exigencias de los nuevos tiempos. En ese espacio la universidad como centro generador de conocimientos, tiene que jugar un papel de suma importancia, tal como se planteó en la Conferencia Mundial Sobre Educación Superior (UNESCO, París, 1998) donde se establecieron como misiones y funciones de la educación superior el promover, generar y difundir conocimientos por medio de la investigación y, como parte de los servicios que ha de prestar a la comunidad, de forma que se puedan proporcionar las competencias técnicas adecuadas para contribuir al desarrollo cultural, social y económico de las sociedades, aspectos que ayudarían a comprender, interpretar, preservar, reforzar, fomentar y difundir las culturas nacionales y regionales e internacionales.

Desde esas perspectivas y sobre la consideración de las universidades como organizaciones sociales a las cuales acuden individuos a formarse para obtener un conjunto de conocimientos que los puedan calificar para el ejercicio profesional y la vida en sociedad; juegan un papel protagónico las funciones básicas que orientan la dinámica universitaria: la docencia, la investigación y la extensión; las cuales en el modelo tradicional han sido dimensionadas como estructuras aisladas e interconectadas, donde cada una aparentemente es una estructura que no tiene que ver con la otra, razón que hace que las organizaciones universitarias en muchas oportunidades realicen doble esfuerzo en la ejecución de sus actividades.


En este orden de idea, la UNESCO, manifiesta el sentido de pertinencia que tiene la educación superior, en donde debe evaluarse en función de la adecuación entre lo que la sociedad espera de las instituciones y lo que éstas hacen. Desde estás perspectivas, la docencia, investigación y extensión deben redimensionarse de forma tal que permitan ir adaptando las instituciones y los procesos que en ella se ejecutan a la misma dinámica social, partiendo del hecho que los conocimientos generados a través del desarrollo de las distintas disciplinas que se imparten en sus espacios, puedan ser transferidos a la sociedad, de forma tal, que quienes se formen puedan dar respuestas a los problemas de desarrollo que atañen el hecho social.

con lo anteriormente manifestado, vale la pena recordar que la gerencia del conocimiento es una estrategia innovadora dentro de las organizaciones que permite la utilización de los recursos que se poseen de una manera sistemática, coherente y global, fundamentada en el uso de la tecnología de la información como una fórmula donde juegan papel protagónico el valor procedente de las personas (capital humano), el valor generado por la organización y la tecnología (capital estructural), y el valor emanado de las relaciones con el mercado y con los agentes sociales que integran el entorno (capital relacional), tal como lo refiere Canton (2000).

Entonces, para finalizar es importante tener presente que el modelo de universidad fundamentado en sus funciones básicas de docencia, investigación y extensión, requiere que las mismas sean concebidas como acciones complementarias e interdependientes, de forma que se genere un continuamente en donde una apoye y redimensione a la otra, para tal fin, se requiere la aplicación de estrategias de gerencia del conocimiento, entendida como tal al proceso que permite administrar el conocimiento de forma que pueda ser utilizado de una manera eficiente bajo una relación de costo –beneficio apropiada (Zorrilla, 1997).

yusmir coromoto

Cantidad de envíos : 3
Fecha de inscripción : 20/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.